NOVECENTO, EL PADRINO Y LOS AÑOS 70

Por Miguel Ernesto Yusty

5cbeaa158510948ed834a8448561752fo

NOVECENTO, estrenada en 1976, es una película marcadamente definida por el contexto histórico en el que fue producida. A mediados de los años 70 el modelo de la Unión Soviética demostraba ser viable, respondiendo a las expectativas creadas desde su implantación en las primeras décadas del siglo XX. La película expresa la utopía de las clases campesinas por tener acceso a la tierra y condiciones igualitarias, respecto a las clases aristocráticas y por momentos raya en niveles de propaganda, aunque por el gran manejo del oficio del director Bernardo Bertolucci, la situación evoluciona sin contratiempos.

NOVECENTO no es un hecho aislado. Por los mismos años, Francis Ford Coppola, lleva a cabo las dos primeras partes de la trilogía del PADRINO, la primiera en 1972 y la segunda en 1976. En ellas se trata el drama de las comunidades inmigrantes italianas en los Estados Unidos. Éstas, no se encuentran excluidas de los beneficios del capital, pero si de los derechos que cobijan a los nacidos en el país del norte. Si la obra de Bertolucci cubre la primera mitad del siglo XX, la de Coppola comienza donde esta termina, cuando los Estados Unidos gozan de la gran prosperidad de la posguerra, por haber sido una de las dos superpotencias ganadoras de la contienda. Por eso es que el problema en EL PADRINO no es la pobreza, si no la carencia de derechos.

Novecento Cuadro Quarto Stato

Ambas películas se convierten en textos fílmicos icónicos de los contextos que tratan y ambas tratan temas relacionados con Italia. La diferencia radica en que el modelo analizado por NOVECENTO, ha quedado relegado a grupos de cinéfilos minoritarios, por que la utopía que defiende, no tiene ya una concreción real, como sucedía en décadas anteriores. Por el contrario, el modelo mafioso que muestran las películas del PADRINO sigue vigente, porque la delincuencia sigue presente en los Estados Unidos y el resto del planeta. Sin embargo, cuando la mirada del amante del buen cine se posa sobre la película de Bertolucci, saltan a la luz todo tipo de cualidades que hacen de NOVECENTO una obra imperecedera.