LA MULA

LA MULA es la película que Clint Eastwood dirige y protagoniza, sin que sus 88 años de edad afecten la calidad del resultado final. El ser un hombre mayor le aporta cualidades al personaje que interpreta, haciéndolo creíble y se convierte en evidencia del valor que suma la experiencia para desempeñar roles artísticos. El filme cuenta la historia de un abuelo que al verse sin recursos económicos, se convierte en transportador de drogas ilegales para un cartel mexicano. Como si de una película del género del oeste se tratara, se muestran grandes paisaje por los que la camioneta del protagonista pasa cargada de estupefacientes.

Quien ejerce de antagonista es el consagrado actor y también director Bradley Cooper. Junto a ellos se encuentra una pléyade de estrellas, que dan a la película la fuerza emotiva que un drama familiar como éste merece. La obra parte de un guion brillante, en el que la idea absurda de un ver un octogenario sometido a los peligros del los negocios ilícitos es una situación desconcertante. El espectador pasa de la preocupación, a la risa, al tiempo que se solidariza con el drama del protagonista. Al ver LA MULA es inevitable pensar que los años han llegado para Clint Eastwood cargados de sabiduría y que sus películas son paradigma del buen cine al que acostumbró a su audiencia desde los años 90 del siglo anterior, cuando estrenara, en 1992, la ya clásica SIN PERDÓN.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *