EL MAGO DE LAS MENTIRAS POR HBO.

Por Miguel Ernesto Yusty

EL MAGO DE LAS MENTIRAS es una película de 2017 dirigida por Barry Levinson que cuenta la caída del estafador Bernie Madoff, quien en 2010 confesó haberse apropiado de más de 64 mil millones de dólares. Sus actos, que son castigados con la cárcel, llevan a uno de sus hijos al suicidio y coinciden con la muerte del segundo, víctima de un cáncer demoledor. Levinson, director de largometrajes como GOOD MORNING VIETNAM de 1987 o RAIN MAN de 1988, consigue dar al filme un tono testimonial, en el que el protagonista asiste al drama de su propia vida casi sin inmutarse. Por esta razón es acertada la actuación de Robert De Niro, quien no permite que su personaje vierta ni una lágrima ante la caída de su imperio financiero.


Entre las varias inquietudes que plantea EL MAGO DE LAS MENTIRAS, está la de si el cine sigue siendo “cine” aunque que produzca para televisión, es decir, para ser visto en la pantalla chica. Esta pregunta estaría fuera de lugar si el Mundo no hubiera pasado por los encierros del COVID, en los que las salas de cine estuvieron en gran porcentaje cerradas y las películas solo podían ser vistas por televisión: ¿Dejaron las películas de ser “cine” por no ser vistas en pantalla grande?

Lo que está claro es que el director Barry Levinson nunca hubiera hecho EL MAGO DE LAS MENTIRAS sin el aporte de la plataforma televisiva HBO. ¿Es entonces una obra cinematográfica? Pues si y no… Disfruta de la libertad de contenido que se supone que debe tener el cine, pero la experiencia perceptiva que ofrece la televisión no se compadece con la que proporciona una sala de cine. Pero en este caso, por encima del aporte sensorial que corresponde a la proyección, existen expresiones artísticas como el guión o la actuación, que no dependen del tamaño de la pantalla. Así, acceder al relato de Levision sobre la estafa piramidal orquestada por Bernie Madoff es fundamental, sin importar en donde se vea. En el cine o en la casa EL MAGO DE LAS MENTIRAS es un aporte fundamental para la comprensión del ser humano y las motivaciones de sus acto, si es cine o no, es irrelevante.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *