BLONDE

ANA DE ARMAS es una de las cinco artistas nominadas al premio Oscar del 2023, en la categoría de mejor actriz en un rol protagónico. Con esta candidatura se hace un reconocimiento a su trabajo en la película BLONDE, producida y estrenada por NETFLIX el año anterior. Este hecho es significativo, porque el filme ha sido criticado por no llenar las expectativas de audiencia esperadas y extrañamente también por la prensa especializada, que no ve en él las cualidades que un ícono de la cultura popular, como Marilyn Monroe, se merece. Así, mezclando hechos como la larga ovación recibida en el Festival de Venecia o las ocho nominaciones a los premios Razzies, que identifican la mala calidad de las películas, la obra aborda zonas escabrosas de la vida de Monroe, de una manera tan iconoclasta que no deja indiferente a ninguno espectador. 

De Armas, es una actriz cubana, que alcanza importante reconocimiento en la televisión española, para luego llegar a la industria de Hollywood y conseguir roles destacados en filmes cada vez más importantes. Para comprender su talento es fundamental ver filmes como BLADE RUNNER 2049 (2017),   KNIVES OUT (2019) o DEEP WATER (2022). Su trabajo en estas obras deja claro que sus atractivos físicos van acompañados de talento interpretativo e inteligencia suficientes para dar a cada personaje la profundidad que requiere. Por eso su Marilyn es una mujer llena de matices, con capacidades intelectuales por encima de la media pero ocultas por su belleza cautivadora. Es en sus zonas grises donde el público se siente confrontado, incómodo, molesto. 

BLONDE, del director Andrew Dominik, muestra una Marilyn Monroe, dispuesta para aprender de todas las lecciones que el mundo inflige. Vulnerable, casi maleable, es un ser que no encaja en el molde de una sociedad a la medida de los hombres y por eso muere, condenada a ser una figura reconocida por las masas, pero condenada desde su infancia a desaparecer trágicamente. Por es factible que Ana de Armas supiera encontrar puntos de conexión con Monroe. Por ejemplo, ambas son la metáfora del extranjero, del extraño, del “extraterrestre”, siempre frágiles, tratando de aprender para sobrevivir. Las dos son magnéticas por su belleza, pero outsiders por ser artista y en peligro por no caber un ninguna casilla. Por eso, el público no supo encajar la película, pero el tiempo ha ido decantando las pasiones y va poniendo cada cosa en su lugar. Por el momento, de Armas ya está nominada para el Oscar del 2023.